Miguel Calero, una Legendaria Figura de Colombia

0

Hidalgo Sport. ESPN.- Miguel Calero, una legendaria figura de Colombia, del Pachuca y del futbol mexicano, un imprescindible del balompié mundial dejó de existir, víctima de una retrombósis y que le provocó muerte cerebral.
El sudamericano no resistió la batalla con la muerte y esta le venció a los 41 años de edad, pese al optimismo que Miguel Calero siempre demostró a quienes le conocieron en sus 22 años de carrera.
El cancerbero cafetalero nació en Ginebra, Valle de la Cauca, Colombia el 14 de abril de 1971 y desde el inicio le llamaron la atención los colores del Deportivo Cali, con los que jugó en fuerzas básicas, aunque su debut fue en el Sporting de Barranquilla, en 1987.
En este club demostró tal habilidad, elasticidad e inteligencia con lo que se ganó a pulso el apodo de “El Cóndor”. Posteriormente se incorporó al mismo Deportivo Cali, sustituyendo al portero de la selección de Bolivia, Carlos Trucco, situación que con el pasar de los años se repetiría en el Pachuca.
Con el Deportivo Cali colaboró para ganar el sexto título cuando apenas contaba con 22 años de edad, pero con gran madurez bajo los tres palos dio solidez a su oncena.
Fue tan brillante su actuación con este club que inmediatamente el Atlético Nacional pagó una cantidad millonaria por “El Cóndor” con los cuales brillaría con luz propia, hasta llegar a despertar el interés de los Tuzos del Pachuca, quienes le invitaron a ser parte de su legendaria historia en el 2000.
Con los de Hidalgo jugó durante ocho años y acumuló 300 partidos, además de levantar la Copa Sudamericana con los albiazules en el 2006, cuatro títulos de liga (del 2001 al 2007), tres Copas de la Concacaf y una Liga de Campeones.
En su país consiguió una Copa Merconorte en en 1998, Copa América del 2001 (Donde fue suplente de Óscar Córdoba) y dos campeonatos colombianos; con Deportivo Cali y Atlético Nacional.
En el departamento de goleo, también se hizo presente, anotó tres goles en toda su carrera. Con el Deportivo Cali marcó dos, uno ante Deportivo Pereira (1995), ante Independiente de Medellín (1997) y con los propios Tuzos se hizo presente ante Chiapas en agosto del 2002.
“Si volviera a nacer, defendería una vez más los colores del Pachuca”, dijo Calero en su emotiva ceremonia de despedida de las canchas.
Pero la etapa crítica en su carrera fue en el 2007, cuando el portero sufrió una trombósis venosa en el hombro izquierdo, debido a una operación, por lo que se alejó de las canchas durante seis meses, pero posteriormente retornó al campo.
Tras terminar su participación en el Mundial de Clubes del 2008, el cancerbero sudamericano afirmó que dejaría el futbol profesional, aunque no quiso dar por menores de las causas por las cuales tomó dicha decisión, pero trascendió que podría ser por el problema que lo aquejó desde el inicio.
Pero la tragedia llegó el 25 de noviembre del 2012, cuando sufrió un derrame cerebral, todo esto por las secuelas de la embolia en el hemisferio derecho lo que más tarde acabó con El Cóndor”, pero apenas inicia la leyenda del mejor portero que haya tenido el Pachuca.
Su último partido lo jugó ante los Pumas de la UNAM el 22 de octubre del 2011.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí